Nuestros Siete Super Poderes

1443699036_252703_1443701419_noticia_normal

Si te interesa conocer más sobre la Danza Primal o el modelo de las Interacciones Primordiales de Daniel Taroppio, este artículo y los próximos que le seguirán a este te pueden interesar. 

En la última entrada expliqué brevemente cómo nuestro cuerpo tiene mucho o todo que ver con nuestra manera de Ser y Estar en el mundo (ver El Cuerpo que Habitamos: Mundos que Creamos y Mundos que Cerramos).  Somos uno con nuestro cuerpo; nuestros pensamientos, emociones, acciones, sueños… son uno con nuestro cuerpo este es más que el hogar que habitamos en este mundo.

La conexión mente-cuerpo se da a través de 7 centros energéticos localizados en nuestro cuerpo. En cada uno de estos centros, se concentra o maneja un determinado tipo de energía responsable del funcionamiento de algún órgano o sistema a nivel fisiológico y de algún aspecto de nuestra personalidad. Es todo uno. Haz de cuenta que se trata de un solo mecanismo y proceso: emotivo-fisiológico-comportamental. El cuerpo es uno con nuestras emociones, pensamientos y acciones.

full-chakra

  1. Capacidad de Confianza Básica: Se ubica a la base de la columna, a la altura del perineo e irriga de energía desde las piernas hasta la planta de los pies. Su elemento es la tierra. Este centro energético constituye nuestras raíces con el mundo, con la tierra y de esta absorbemos esta conexión con ella. Los aspectos de nosotros de los que se encarga de administrar, tienen que ver con nuestra posibilidad de confiar y aceptar la incertidumbre, comprender que este universo es nuestro hogar y afianzarnos en la certeza de que somos parte de este. Así mismo tiene que ver con nuestra identidad, con nuestra asertividad, la capacidad de decir No, el reconocer nuestras necesidades y la capacidad de salir al mundo y tomar lo que necesitamos.  Esta capacidad de Confianza Básica, administra energías más primarias y que están íntimamente ligada con nuestra supervivencia.
  2. Capacidad de Gozo y Éxtasis: Está localizada a la altura de la pelvis y su elemento es el agua. Esta capacidad administra aquellas energías que se encargan de permitirnos abrirnos a la vida en la experiencia del gozo y el éxtasis que implica estar en ella. “Cuando logramos salir de la trampa cultural que define la vida como una batalla perpetua, el Universo entero se abre ante nosotros como un  horizonte ilimitado. Desde allí comenzamos a percibir que nuestra existencia no es un problema a resolver sino un juego que disfrutar”*.
  3. Capacidad Emotiva y Poder Personal: Se ubica a la altura del abdomen, unos cuantos centímetros arriba del ombligo, en lo que los hindúes llaman “plexo solar” y su elemento es el fuego. Esta capacidad se encarga del manejo de las emociones en nosotros y de la acción consecuente; la posibilidad de reconocer nuestras emociones, procesarlas de acuerdo a una inteligencia emocional y generar una acción consecuente con estas, respetando nuestros valores, principios y la integridad de los otros.
  4. Capacidad Afectiva: Se trata de nuestro corazón. Este centro energético se ubica en nuestro pecho a la altura del corazón, irriga de energía el pecho en general, los hombros y los brazos hasta las manos. Su elemento es el aire. Se trata del manejo de nuestros afectos, de nuestra capacidad de dar y recibir amor. Es el centro del cual emana la más pura expresión de amor humano y divino que mueve al universo.
  5. Capacidad de Expresión e Inteligencia Creadora: Se localiza a la altura de nuestra garganta y su elemento es el espacio o éter. Esta capacidad se encarga de nuestra posibilidad de expresar hacia fuera, la percepción del mundo externo que nos creamos internamente. Mediante este centro ordenamos y expresamos nuestro pensamiento, lográndolo incluso hacer a través de una manera creativa. En síntesis, se encarga de nuestra posibilidad de expresarnos y de desplegar nuestras destrezas de manera creativa en la vida.
  6. Capacidad Intuitiva:  En el cuerpo se ubica a la altura del entrecejo y su elemento es la luz. Esta capacidad se relaciona con el concepto del “tercer ojo” y representa nuestro maestro o guía interior. En este centro se concentran las energías que se encargan de desplegar la sabiduría contenida en nuestra especie desde hace millones de años y que nos permite acceder a ella a través de nuestra intuición o mente sabía.
  7. Capacidad de Trascendencia:  Esta última capacidad se ubica a la altura de la coronilla y su elemento es la conciencia o la Gran Mente. Tiene que ver con nuestra inherente posibilidad de reconocernos como seres espirituales más allá de nuestro cuerpo, de lo físico, de la materia. Tiene que ver con nuestra vida espiritual y esa sensación de ser parte y estar conectados con ese “algo” superior, con algo que va más allá de lo que podemos explicar  pero que a la vez nos constituye.

Si has practicado Danza Primal, o estás interesado en hacerlo, los próximos 7 artículos en donde se explicarán en profundidad cada una de estas capacidades y sus implicaciones en nuestra vida, te van a interesar mucho. Te serán de utilidad para ir procesando junto con tu experiencia corporal, la vivencia terapéutica de exploración y transformación que te brinda esta técnica.

Si deseas recibirlos dale click en “seguir” a este blog o escríbeme en la sección ¡Hablemos!.

¡Buena Suerte y Buena Práctica!

* (El Vínculo Primordial, Daniel Taroppio.  Ediciones Continente. Pág. 250)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s